domingo, 27 de septiembre de 2015

LOS COLORES DEL BARRO

Los colores del barro.


La calidad de los hornos de barro que elaboramos en nuestro taller Alfarería “La Fábrica” está fundamentada en una serie de elementos que conjugados todos ellos dan como resultado un horno perfecto.
Los materiales refractarios empleados, arcilla y caolín son de la más alta calidad.
El proceso artesanal de elaboración e divide en tres fases diferentes:
1.    La preparación de la masa de barro y la elaboración manual del horno.
En esta primera fase el horno tiene un color marrón oscuro porque  para preparar la masa se ha empleado agua. Es el agua la que hace que el barro se pueda modelar y la que le da el color oscuro.
2.    La segunda fase es el secado. Cuando un horno se está secando, el agua se evapora y cambia el color del barro. El horno se queda de color blanco. Como solemos decir el horno está crudo.
3.    La última fase del horno es la cocción. El horno se tiene que cocer en alta temperatura y el fuego obra el milagro.
Un horno bien cocido se distingue perfectamente por dos características esenciales, primero por su color, tiene que tener un tono rosado y segundo por su sonido, cuando damos unos golpecitos con la mano en el horno tiene que tener sonido a campana.
Alfarería “La Fábrica” le ofrece la más alta calidad en los hornos de barro. Calidad garantizada por el barro refractario empleado. Calidad por la forma artesana de elaboración. Calidad por el terminado y la cocción del horno de barro de Pereruela.
Alfarería La Fábrica es una pequeña empresa familiar, con una larga trayectoria profesional porque creemos en nuestros productos y porque nuestros clientes a lo largo del tiempo nos dan la razón.
Alfarería “La Fábrica” le ofrece una atención personalizada, asesoramiento a la hora de comprar el horno y seguimiento del mismo a lo largo de su instalación. Cualquier duda que tenga puede consultarnos. Estaremos encantados de atenderle.

 

Tlf: 980 55 10 73